Menu

La historia del kínder en México 

La idea era dar a los niños una mejor oportunidad educativa y laboral. 

La educación básica como se conoce en la actualidad no siempre fue un derecho para los mexicanos. Antes, los niños no tenían un proceso que funcionara como antesala para prepararlos para la primaria, tanto a nivel intelectual como social y cultural.

A consecuencia de esto, los niños crecían en un ambiente mucho más limitado en cuanto al conocimiento, lo que afectaba el futuro profesional de cientos de mexicanos que no contaron con preparación académica. Muchos se quedaban en oficios, trabajos de confianza o, en el caso de la mayoría de las mujeres, como amas de casa.

Esta situación preocupaba mucho a aquellas personas que se dedicaban a la educación, quienes veían cómo la falta de estudios repercutía en el desarrollo cognitivo e individual de cada persona. Comenzó a gestarse la idea de preparar a los más pequeños en un sistema que se denominó como ‘Escuela de Párvulos’, para niños de siete a 15 años.

Una de las primeras escuelas de párvulos inició en Veracruz, con un maestro educador alemán de nombre Enrique Laubscher. Se enfocaba en integrar aptitudes y habilidades en la infancia, como matemáticas, ciencias y lenguas extranjeras. Fue el inicio de una nueva forma de educar, y muchas maestras se unieron a la innovación, como Guadalupe Varela, Amelia Toro y Dolores Pasos, en la década de los 1880. En 1887, se creó la Escuela Normal para Profesores en la Ciudad de México, así que esta tendencia se hizo oficial como parte de la educación elemental, la luz de la educación preescolar que ya se veía como modelo educativo en otros países.

At kindergarten, children jumpstart their education. *** El kinder es un lugar donde los niños dan un paso hacia delante en su educación. (Anna Earl/Unsplash)

A principios del siglo XX se abrió ‘Enrique Pestalozzi’, seguido de otros 11 establecimientos educativos en Ciudad de México y Zacatecas, en la primera década del nuevo siglo. Los profesionales se interesaron en la preparación de niños, así que en 1910, la Escuela Normal para Profesores dio un curso para enseñar pedagogía de Kindergartens. La preparación profesional empezaba a gestarse, y en un par de años los maestros hallaron la técnica más adecuada para abordar a cientos de niños que comenzaban a ser inscritos año tras año. La administración general de las escuelas quedó a cargo de la Dirección General de Educación en México, a diferencia del siglo XIX, cuando los ayuntamientos abastecían a los estudiantes de material local.

 


Cincuenta años más tarde, el entonces presidente Adolfo López Mateos inauguró la Escuela Nacional para Maestras de Jardines de Niños, en la Ciudad de México. Más de 400 mil estudiantes de la primera infancia se interesaron y se comprometieron con los objetivos establecidos que velaban por los más pequeños. Así se abrió  camino a un futuro con más preparación en el siglo XXI.

(Editado por Melanie Slone)