Menu

La Virgen del dedito quemado en Nicaragua

Se dice que se quemó al proteger el pueblo de una erupción volcánica. 

La furia del volcán no pudo con ella.

Desde hace casi 250 años, los nicaragüenses celebran cada 16 de marzo a la Virgen de la Asunción de Monimbó. Los devotos hacen una larga caminata desde la parroquia María Magdalena hasta el sector de Piedra Quemada, para conmemorar el milagro de su presencia en el volcán Masaya, pues se cuenta que fue ella, la madre de Jesús, quien evitó que hiciera erupción y dañara el pueblo de Nindirí.

Para Nicaragua, la religión tiene un papel muy importante y significativo. Su gente puede decidir a qué rendirle culto, pues no es un país con una sola religión declarada como oficial, pero la religión católica fue la primera que se incorporó desde el exterior del país, con la llegada de La Conquista española a las culturas prehispánicas. Fue la única permitida en este territorio — como en el resto de América Latina — durante muchos siglos.

¿Por qué es tan importante esta Virgen para Nicaragua?

Año con año, desde el 16 de marzo de 1772, el pueblo de Nicaragua suele celebrar la intervención divina de la Virgen, pues se afirma que ella evitó un desastre natural de grandes dimensiones.

La creencia popular cuenta que la gente del pueblo sacó la imagen de la Virgen y la pusieron frente al volcán. La lava tocó el dedo del pie derecho de la estatua de la Virgen y se detuvo, lo que provocó que la situación no fuera tan desastrosa. Desde entonces se le toma como “protectora y mediadora” del país y se le conoce como ‘La Virgen del dedito quemado’.

Su gente la ve como defensora de los necesitados, la que sufre primero que sus hijos. De ahí que cada 16 de marzo se hace una fiesta para dar gracias por su eterno gesto de amor y bondad. Muchos estudiosos de la sociología e investigadores determinan que es para promover el culto religioso, para que no se acaben ni apaguen las costumbres, pues al fin y al cabo es esencial en la cultura de Nicaragua.

“Hasta cierto punto es normal que en países latinoamericanos, incluyendo a los caribeños, tengan devoción por la madre de Jesús en distintas advocaciones”, dijo Horacio Barradas, sociólogo mexicano de la Universidad Veracruzana. “En esto influyó mucho la religión católica que impusieron los frailes que llegaban con los conquistadores a cada nación. Sucede en México con la Virgen de Guadalupe también. Por un lado la influencia y por el otro, lo milagroso”.

The faithful say that the Virgin protected the town from a volcanic eruption, and they pray the rosary in her name. *** Los fieles aseguran que la Virgen protegió al pueblo de una erupción volcánica y rezan el rosario en su nombre. (Francesco Alberti/Unsplash)

Para el pueblo no es ningún inconveniente caminar bajo el sol, recorriendo las calles para honorar la historia. Adornan la imagen de la Virgen con joyas para resaltar su hermosura, y la gente se reúne en grupos, vestida especialmente para ese momento.

Por la tarde de ese día, casi siempre puede verse a una gran cantidad de personas caminando por las avenidas principales, entonando cánticos marianos, gritando de alegría. Desde hace más de dos siglos, todos agradecen en esta festividad, que está respaldada por las autoridades del país. Cuentan con la coordinación de la Policía Nacional, para asegurar la integridad de la sociedad.

 


El pueblo siempre recorre más de 10 cuadras, para llegar al malecón de la ciudad y compartir las alabanzas entre vecinos, familiares y amigos. Después de todos los gestos de gratitud, se prende la pólvora en señal de finalización; la imagen se regresa al volcán Santiago, y la gente regresa a sus hogares llena de bendiciones.

(Editado por Melanie Slone)