Menu

Película latina exhibe el verdadero costo de la ‘falsa vida buena’

El filme permite ver el rostro humano de la clase trabajadora latina en Estados Unidos.

Por Al Carlos Hernández

Una familia de clase trabajadora se muda a una mansión tras descubrir que su propietario adinerado ha muerto. El incidente da pie a una comedia de enredos en la que la identidad de los pobres y los ricos se confunde. Chateau Vato, el último filme del director y escritor Tom Musca (Con ganas de triunfar, Sopa de tortilla), protagonizada por el comediante Paul Rodríguez y la actriz de cine Elpidia Carrillo (Mayans M.C., Amor de madres), se estrenó en HBO el 27 de noviembre.

Este es el primer papel cómico de Elpidia Carrillo, y lo aceptó con entusiasmo. “He sido actriz de dramas toda mi vida. He trabajado con Johnny Depp, Arnold Schwarzenegger, Richard Gere y Jack Nicholson. Siempre quise hacer comedia y por alguna razón nunca se me había dado. Parecía estar etiquetada como actriz de cine dramático. Tom Musca vino a ni rescate y, sin hacer preguntas ni audiciones, creyó en mí”, dijo Carrillo.

“Nunca me había divertido tanto. Me encantó trabajar con Paul: reímos, lloramos y nos reímos aún más”, dijo. “Esto es exactamente lo que necesitamos en momentos tristes como el que estamos viviendo. Me hacía tanta falta un poco de alegría en mi vida. Me alegró poder ser graciosa y sexy; esto es justo lo que necesitaba”.

Al comienzo de la historia, el negocio de Gustavo Álvarez había sufrido un duro golpe del que apenas se recuperaba cuando un grupo de jardineros indocumentados rebajó sus precios y le robó sus clientes. Álvarez era un jardinero sumamente hábil, pero tenía mala suerte. Trataba desesperadamente de conseguir nuevos clientes cuando se topó con una finca gloriosa que parecía abandonada. ¿Qué sucedió entonces?

¿Qué pasaría si este jardinero, al no encontrar en casa más que al perro desnutrido, arreglara la propiedad gratis como una forma de solicitar empleo? ¿Y si, después, este jardinero fuera desalojado de su casa y, al encontrarse sin hogar, decidiera regresar a la finca con la esperanza de encontrar al dueño anciano… quizá muerto…?

Este es solo el comienzo de la inusual aventura de la familia Álvarez. Antes de que la graciosa impostura termine, y antes de que la buena vida ponga a prueba su matrimonio, la causa de la muerte del dueño anterior desenterrará misterios que confrontan el fuerte sentido de la ética de nuestro jardinero con la comodidad y el bienestar de su familia.

En el pasado, la pobreza y las dificultades no lograron separar a la familia; irónicamente, la “falsa buena vida” sí lo hace.

Tomás Roldán as Nando and Paul Rodríguez as Gustavo in Chateau Vato. ** Tomás Roldán como Nando y Paul Rodríguez como Gustavo en Chateau Vato. (Jorge Parra)

Esta comedia conmovedora y divertida no solo entretiene; también ofrece una visión interesante sobre dilemas universales, al abordar con humor y empatía la doble realidad que emerge al tropezar con la riqueza y realizar los propios deseos. La película desafía a los espectadores a pensar en la herencia cultural y la clase social como motores que permiten construir vidas independientes en un mundo multicultural, en lugar de dejar de lado la herencia, o incluso perderla.

Ubicada principalmente en Miami, la película es sociología convertida en comedia amplia de bajo presupuesto. El resultado es un filme de enredos para todas las edades y públicos.

La población latina, según el Pew Research Center, superó los 60 millones en 2019. Los latinos son los consumidores de películas más frecuentes en los Estados Unidos per cápita. Pese a ser la minoría más grande en los Estados Unidos, aun son invisibles en la pantalla grande. Con un elenco principalmente latino, Chateau Vato puede atraer a todo tipo de público, pero principalmente a los latinos.

Sin embargo, esta película no es solamente atractiva para dicho grupo demográfico. La travesía emocional que ofrece tocará a un amplio público, tanto a nivel internacional como nacional. Chateau Vato sigue la fórmula cinematográfica de las películas estadounidenses de temática latina, que ha demostrado su éxito con filmes como No se aceptan devoluciones, protagonizada por Eugenio Derbez y con un elenco que mezcla actores latinos y anglosajones. No se aceptan devoluciones ganó $20 millones en sus primeras dos semanas. La mayor parte de estos ingresos provino de la audiencia latina de Estados Unidos (hasta la fecha la taquilla ha reunido $100 millones en todo el mundo).

Musca, el director de Chateau Vato, sabe cómo producir una película de gran impacto y bajo presupuesto. En la década de 1980, dirigió y coescribió, con Ramón Menéndez, Con ganas de triunfar. Edward James Olmos, en el papel de Jaime Escalante, fue nominado al Oscar como Mejor Actor por este filme, que también recibió elogios de la crítica. Aunque Chateau Vato tiene un tono diferente, sigue la misma fórmula de casting, con latinos en los papeles principales. La mayoría de los espectadores busca películas con talento de primer nivel y valor de producción. En el caso de Chateau Vato, el público recibe además una comedia entretenida.

Musca recuerda el primer día de producción de Chateau Vato: “Conducía hacia el set a las 6:00 a.m. Pasé junto a una gran cantidad de jardineros latinos y muchachas de servicio que caminaban un largo tramo al costado de la carretera, entre la parada de autobús y las residencias palaciegas donde se ganan la vida”, dijo. “Pensé en que realizábamos una película para esta gente, a quien siempre vemos, pero nunca escuchamos. Rara vez se cuenta su historia. La película nos dio la oportunidad de explorar a ese personaje que había sido ignorado, o peor aún, retratado con estereotipos. Quería representar a estos trabajadores, no como santos o pecadores, sino como verdaderos seres humanos”.

El punto de vista predominante de la película es el de un jardinero varón—Gustavo, interpretado por Rodríguez. Sin embargo, Musca dice que el éxito de la película se debe en gran medida a la fuerza de las actrices. “Las mujeres dominan sobre los hombres en casi toda la película. Trabajé muy duro para dar vida en el guion a mujeres en conflicto, con secretos y sueños. Estos elementos dan dimensión a los personajes”.

Los personajes de Chateau Vato son Los Beverly Ricos de la comunidad latina. La película tiene una trama lo suficientemente poderosa, en la que se juegan la vida y la muerte lo suficiente, con el suficiente humor inusual y la suficiente fuerza narrativa para hacerla un proyecto de gran éxito.

Patricia De Leon as Mariana. *** Patricia De León como Mariana. (Jorge Parra)

Reparto: Paul Rodríguez, Elpidia Carrillo, Patricia De León, Jenny Arzola, Tomas Roldán

Director / Guionista: Tom Musca

Productores: Tom Musca, Tim Sparks

Productores ejecutivos: Alex Agrasanchez, Jeff Detlefs, Merilyn Marshall-Cullen, Cheryl Riess, Arturo Smith

Director de fotografía: Arturo Smith

Diseñadora de producción: Isabela Isern

Compositor: José Luis Esquivel

Director de casting: Carlos Rojas

Compañía productora: Chateau Vato Prod.

Distribuidor: HBO Max, HBO Latino

La publicación Chateau Vato: The Latino ‘Beverly Hillbillies’ in Miami apareció por primera vez en LatinHeat Entertainment.

(Traducido y editado por Gabriela Olmos. Editado por Melanie Slone)