Menu

¿Es bueno para la salud consumir té?

Para muchos resulta relajante y estimulante a la vez. 

Más que un tener un efecto de sanación a nivel medicamento, el té parece influir positivamente en el bienestar.

Con muchas aportaciones y propiedades para la salud, el té es un alimento cien por ciento natural; se dice que ayuda al cuerpo a estar en sincronía con la mente y el espíritu. El tipo de propiedades que aporta varía según el tipo de té. Uno verde, negro o azul puede hacer la diferencia en el día a día de una persona.

Posibles beneficios del té

La Camellia sinensis es la misma planta de té, pero sus beneficios se hacen extensivos a cualquier tipo que derive de esta, independiente del proceso de elaboración por el cual haya pasado. La planta de té ya posee una gran cantidad de componentes propios de su naturaleza, los cuales transmiten los diferentes nutrientes en la infusión que se haga, para beneficio a la salud. Algunos tipos tienen mayores beneficios, de acuerdo a los compuestos químicos que sobresalgan de ellos.

El té tiene un efecto antioxidante que aportan los polifenoles, para combatir el envejecimiento y ayudar a fortalecer los capilares. También se cree que tiene efectos antiinflamatorios y antibióticos y que puede ayudar a combatir el hipertiroidismo. Algunos afirman que ayuda a prevenir enfermedades de tipo cardiovascular, y que disminuiría el riesgo a padecer cáncer, en parte porque aporta vitamina A, B1, B2, B6, C, D y E.

The ‘Camellia Sinensis’ is a tea plant. *** La ‘Camellia Sinensis’ es una planta de té. (Hugh Hastings/Getty Images)

El té también ayuda a absorber el colesterol de la sangre, por lo que podría tener un efecto astringente. Tiene una gran cantidad de nutrientes, como sales y minerales de tipo hierro, calcio, cinc, flúor, potasio y magnesio, pero en pequeñas proporciones, lo que se afirma ayuda al cuerpo a absorberlos.

“Hay muchos tipos de té, de tizanas, y todos tienen sus beneficios”, dijo Juan Manuel Moreno, investigador del Instituto de Formación Agrícola y Pesquera de España. “Por ejemplo, el té negro, que quizá no sea el más popular, pero tomarlo es muy beneficioso para la salud, avalado por científicos. Recordemos que se produce a partir de la hoja de té verde por medio de una fermentación, y los compuestos del té se transforman en otros compuestos como la teaflavina, que es un antioxidante que tiene efectos positivos sobre la salud, principalmente sobre el cáncer” dijo.

Al beber té frío o caliente, hay quienes entran en un estado de relajación, pero en realidad el té tiene un efecto estimulante. Ayuda al cuerpo a mantenerse despierto y enfocado, gracias a la cafeína presente. Si se compara con otra sustancia, como un café expreso, el té provee de niveles inferiores de cafeína, pero este mismo ralentiza la absorción. Por lo tanto, su efecto dura más.

También se dice que ayuda a bajar de peso, pues contribuye en la absorción de la grasa en el organismo, acelerando en cierta parte el metabolismo.

El té podría tener efectos relajantes gracias a la L-theanina, un aminoácido antiestrés que ayuda en la relajación de manera natural. Esta sustancia actúa sobre los neutrotransmisores, estimulando ondas alfa que aceleran y aumentan la actividad cerebral para ayudar en la concentración mientras que se logra que el cuerpo y la mente se mantengan en calma.

“Un té de jengibre, limón y miel, es sumamente beneficioso para la salud, más ahora en temas de pandemia que estamos viviendo”, dijo María Rebolledo, originaria de Veracruz, México, y asidua consumidora. “Yo lo tomo porque así se ha recomendado como método alternativo, natural, de prevención contra el SARS-CoV2. Además es bueno consumir los preparados con distintas hierbas para relajarse y conciliar el sueño; ahí tenemos el muy conocido ’12 flores’ o el ‘Serenate’, que también consumo”.

Si bien el té no reemplaza un tratamiento dado por un profesional de la salud, para muchos sirve como método alternativo de cuidarase.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)