Menu

La historia del cacao en Ecuador y Perú

Gracias a esta región podemos disfrutar del chocolate. 

El chocolate es tan popular en todo el mundo que es importante conocer su origen latinoamericano.

El árbol de cacao es una especie nativa de América, considerada como originaria de la Amazonía Occidental, que se encuentra en Bolivia, Colombia, Brasil, Venezuela, Surinam y Guyana.

Esta fruta tropical se produce en mazorcas que contienen granos cubiertos de pulpa rica en azúcar. Ecuador y Perú son los países que más participan en la segmentación comercial de los cultivos, y hasta se han llevado premios.

Se concentra en varias provincias ecuatorianas, además de en departamentos costeños como Tumbes y Piura. Hay dos tipos—el Cacao CCN-51 y el Cacao Nacional, un tipo muy fino de aroma “arriba”, popular desde la época colonial. En 2011, Ecuador ganó el premio francés al “mejor cacao por su calidad oral” y “mejor grano de cacao por región geográfica” en el Salón du Chocolat, en París.

Trabajadores agrícolas cosechan cacao en 1934, en la isla de Grenada. (Foto de Fox Photos/Getty Images)

¿Cuál es el origen del cacao?

Las manos de mayas, toltecas y aztecas domesticaron, cultivaron y consumieron el cacao hace aproximadamente 2,000 años, aunque una investigación determinó que el origen de una variedad de este se dio en la Alta Amazonía hace 5,000 años. Cuando España llegó a América, el cacao se utilizaba como símbolo de transacción—moneda—, además de que con él preparaban bebidas. Cuando el cacao se conoció en Europa, le empezaron a agregar ingredientes como la vainilla y el azúcar. Esta experimentación en Suiza llevó a la industrialización del primer chocolate de leche en el siglo XIX.

Muchos guayaquileños decidieron cosechar el cacao a orillas de los afluentes ríos arriba de Guayaquil. Por eso, se conoce como Cacao de Arriba. Se tienen registros de que Ecuador producía cacao desde 1780, y se convirtió más de cien años después en el principal exportador. Los ecuatorianos se empeñan en que sus procesos de producción usen métodos de prevención, así como de control natural, aunque no cuenten con certificaciones orgánicas. Cubren económicamente el control de malezas mediante la aplicación de fertilizantes, fungicidas, pesticidas y otras prácticas culturales para que el mantenimiento de la plantación se mantenga arriba y de buena calidad. Además, usan superficies adecuadas con un tipo de suelo aclimatado para asegurar la productividad del cultivo.

 

 

 

Además de Ecuador, Perú cuenta con uno de los cultivos de cacao más producidos a nivel mundial. Esto, aunado a su producción de café, lo ha llevado a ser calificado por la Organización Internacional del Cacao (ICCO) como un país que produce y exporta material fino y de aroma.

“La Amazonía del Perú, con su exuberante biodiversidad, sigue asombrando al mundo chocolatero. Uno de los mejores cacaos que está dando este país proviene de las zonas de cultivo alternativo como San Martín y Huánuco, entre otras. Nuestro país se ha convertido en uno de los principales exportadores del cacao del mundo, principalmente de versiones finas y de aroma”, dijo José Iturríos, trabajador peruano dentro de una planta procesadora de cacao.

Su venta se da a través de asociaciones de productores, comisionistas, intermediarios o exportadores, según la región; cada estructura de comercio es distinta. Con regularidad se encuentran las cadenas de comercialización con asociaciones o cooperativas que venden el grano directamente al extranjero. Del cacao se hacen productos procesados que se venden dentro del país, como el chocolate, pero también se vende el cacao en grano, pasta de cacao, polvo de cacao, torta de cacao, manteca de cacao y hasta la cáscara, entre otros productos.

“Somos la zona de origen del cacao y tenemos por lo mismo la mayor biodiversidad de cacao del mundo. Sesenta por ciento de las familias genéticas de cacao que existen en el mundo crecen en el Perú. Vestigios históricos demuestran que somos país de origen, aunque ese también es un tema que se discute con otras naciones latinoamericanas”, dijo el trabajador peruano.

Theobroma cacao, fruto del árbol del cacao productor de cacao. (Foto de Hulton Archive/Getty Images)

Perú también ha recibido premios internacionales por parte de algunas fábricas exclusivas de chocolate en Bélgica, Suiza y Francia, además de formar parte de ferias gastronómicas internacionales que califican la fineza y calidad del grano. En 2012, en Perú se declaró el “Día del Cacao y el Chocolate”, cada 1 de octubre.

Tanto Perú como Ecuador ofrecen al mundo este producto tan cotizado por muchos.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)