Ochocientos Estadounidenses Varados en Venezuela

El régimen de Maduro se ofreció a repatriar americanos, pero sólo en la aerolínea del Estado venezolano sancionada por el país.

La pandemia de Covid-19 en Venezuela ha dejado varados a 800 ciudadanos americanos, que se han convertido en peones políticos entre el régimen de Nicolás Maduro y el gobierno norteamericano.

James Story, encargado de Negocios del Departamento de Estado de los Estados Unidos en Venezuela, que despacha desde Bogotá, Colombia, denunció al régimen venezolano por negarse a permitir que los ciudadanos americanos regresen a los Estados Unidos.

Luego de que Story enviara un mensaje a Jorge Arreaza, ministro de Relaciones Exteriores del régimen venezolano, para resolver dicho estancamiento, Maduro propuso trasladar a los estadounidenses de regreso a casa a través de Conviasa, la aerolínea del Estado venezolano sancionada por Washington.

“Una causa humanitaria no debe valer sanciones ilegales, unilaterales”, dijo Maduro.

Pero la propuesta del líder venezolano ha provocado desconfianza entre exfuncionarios del gobierno norteamericano, líderes del exilio y funcionarios vinculados a Juan Guaidó, quien se declaró presidente en funciones respaldado por Estados Unidos y sesenta países.

“Es extraño que la situación de estos ciudadanos americanos no haya sido dada a conocer con anterioridad”, dijo Otto Reich, ex embajador de Estados Unidos en Venezuela y ex subsecretario del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental.

“Lo que Maduro hace es típico de un forajido, porque sabe que la aerolínea del Estado venezolano ha sido sancionada por los Estados Unidos y quiere tomar ventaja de una situación difícil”, agregó Reich.

La aerolínea fue sancionada en febrero. “El régimen ilegítimo de Maduro depende de Conviasa, la aerolínea del Estado venezolano que traslada a funcionarios corruptos del régimen por todo el mundo para alimentar el apoyo a sus esfuerzos antidemocráticos”, dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, cuando se impusieron las sanciones.

Reich agregó que la táctica que usó el régimen venezolano ha sido utilizada anteriormente por dictaduras, como la cubana.

Ambassador Otto Reich in his official portrait at unknown time in an unknown location. (U.S. State Department)

“La oferta de Maduro a Trump de repatriar a ciudadanos americanos tiene una complicación logística derivada de las sanciones: Conviasa no puede aterrizar en los Estados Unidos. Maduro quiere presentar este hecho como una victoria política y una victoria contra el ‘bloqueo’, pero dudo que Washington lo conceda”, dijo Manuel Avendaño, quien ha sido director de la Oficina Internacional de Guaidó.

“Éste es un ejemplo más para que los Estados Unidos y el mundo se den cuenta de la catástrofe que existe en Venezuela en todos los sentidos, además de las repetidas denuncias sobre violaciones a los derechos humanos,” dijo María Teresa Van Der Ree, presidente de la organización Resistencia Civil de Venezolanos en el Exterior (Recivex), que se ha opuesto, desde 2001, tanto al régimen tardío de Hugo Chávez como al de Nicolás Maduro.

Estados Unidos suspendió sus operaciones diplomáticas en Venezuela el 11 de marzo de 2019, y ha endurecido las sanciones petroleras y financieras contra la dictadura en Caracas.

Story reveló que Estados Unidos ha hecho múltiples ofertas desde marzo, tanto para llevar a los estadounidenses a casa como para lidiar con los venezolanos atrapados en los Estados Unidos durante la pandemia. El Departamento de Estado ofreció coordinar vuelos privados de Caracas a los Estados Unidos, o a través de otros países como España y México. El gobierno de Maduro rechazó ambas sugerencias.

Story emitió una advertencia diciendo que los ciudadanos con pasaportes estadounidenses y los residentes permanentes deben prepararse para quedarse indefinidamente en Venezuela. El diplomático reportó que algunos ciudadanos americanos que trataron de volar a México fueron informados que formaban parte de una lista del gobierno que les prohibía dejar el país.

Desde marzo pasado, Washington suspendió todos sus vuelos comerciales y de carga a Venezuela “por razones de seguridad”, por lo que los viajeros tendrán que hacer escalas en otros países.

(Editado por Rafael Prieto y Fern Siegel.)